Call Us For a Free Consultation - 512-474-4487
Serving Austin, TX We fight for your rights!

Texas es el líder en algo de lo que nadie está orgulloso: el número de accidentes por manejar en estado de ebriedad. En el 2015, los conductores en estado de ebriedad provocaron 1,337 muertes en nuestro estado. Frecuentemente, las personas que mueren o que son seriamente lesionadas debido a un conductor en estado de ebriedad, pueden quedarse sin recursos porque el vehículo que estaban manejando está cubierto por una póliza de seguro que excluye ciertos daños, aún cuando un jurado le fuera a otorgar esos daños. Algunas pólizas de seguro de vehículos motorizados excluyen daños punitivos. Por lo tanto, si usted o algún ser querido fue lesionado por un conductor en estado de ebriedad, debe contratar a un Abogado de Lesiones Personales lo más pronto posible para que ellos puedan investigar el asunto inmediatamente antes de que aumenten las cuentas médicas y salarios perdidos.

Leyes por Manejar en Estado de Ebriedad en Texas

En Texas, si una persona es sentenciada o se declara culpable por manejar intoxicado (“DWI”), eso significa que: 1) no tenía el uso normal de facultades mentales o físicas por motivo del uso de alcohol, una substancia controlada, una droga, una droga peligrosa, una combinación de dos o más de esas substancias, o cualquier otra substancia en el cuerpo: o 2) tenía una concentración de alcohol de 0.08 o más, a esto comúnmente se le refiere como “manejar en estado de ebriedad”. Por supuesto, una persona que esta intoxicada debido a otra razón, como las drogas, es igual de probable que cause un daño terrible a otro.

El Estado utilizará la concentración de alcohol en la sangre de la persona (“BAC”) para determinar si la persona estaba muy embriagada o no para operar un vehículo motorizado. La ley de Texas establece un numero límite de BAC para limitar más lo que el contenido de alcohol puede ser en ciertas circunstancias especiales. Por ejemplo, si una persona es de 21 años o mayor, él o ella no puede manejar legalmente si su BAC es de más de .08. Pero, si es chofer comercial o de negocio, su BAC no puede ser de más de .04. Se supone que estas personas deben ser examinadas inmediatamente después de un choque serio para determinar si estaban intoxicados. Y, si una persona es menor de 21 años de edad, no puede tener ninguna cantidad detectable de alcohol.

Penas por Manejar en Estado de Ebriedad en Austin

Una persona que sea detenida manejando intoxicada en Texas, y si es su primera ofensa, entonces las siguientes penas podrían aplicar:

  • Tiempo en la cárcel entre tres días y 180 días;
  • Una multa de hasta $2,500;
  • Un recargo anual de hasta $2,000 por tres años para mantener su licencia de manejo;
  • Suspensión de la Licencia de Manejo por hasta dos años;
  • Programas de intervención o educación sobre DWI; y
  • Posiblemente un dispositivo de traba del encendido.

El Juzgado debe también considerar (y frecuentemente lo hace) que compensación, si acaso, se le ha dado a las víctimas de un conductor ebrio. Desafortunadamente, muchos ofensores que tienen la suerte de no lesionar a nadie se escapan de su primera ofensa con un castigo leve que no los disuade de continuar con su conducta imprudente. Varios choques que incluyen muertes causadas por choferes ebrios son causados por personas que han sido sentenciadas de previas ofensas de DWI.

Establecer la Negligencia en un Choque por Manejar Ebrio en Austin

La mayoría de los accidentes ordinarios de carro en Texas normalmente quedan bajo las teorías de negligencia. Bajo la ley del Estado de Texas, para un caso de negligencia exitoso en contra de un conductor, se debe establecer lo siguiente:

  • Que el conductor le debía una obligación a usted;
  • El conductor no cumplió con esta obligación;
  • El incumplimiento fue la verdadera razón de las lesiones;
  • Era una causa inmediata (previsible) de sus lesiones; y
  • Daños

Frecuentemente es más fácil establecer negligencia en un accidente por manejar en estado de embriaguez una vez que el hecho que se pruebe que el conductor estaba intoxicado, porque el manejar en estado de embriaguez es considerado negligencia per se. La negligencia per se surge siempre que una persona actúa en contra de un estatuto destinado a proteger a otros; aquí, un conductor ebrio está infringiendo un estatuto que prohíbe manejar mientras se encuentre intoxicado, y como resultado se le considera negligente per se, automáticamente.

Ley de Prescripción

Comuníquese con un Abogado de Accidentes por Conductores Ebrios en Austin ¡AHORA MISMO!

Si usted o algún ser querido ha sido lesionado en un accidente por un conductor ebrio, necesita comunicarse con Pastrana Law Firm al 512-474-4487 y permita que uno de nuestros abogados expertos lo ayuden.